Inglaterra, eliminada del Mundial 2018

La gran aventura de Inglaterra en la Copa Mundial ha terminado, después de que los jóvenes Leones de Gareth Southgate perdieran por 2-1 ante Croacia en una semifinal vibrante y desgarradora. El capitán Harry Kane, hablando minutos después del pitido final, resumió los sentimientos de la nación cuando dijo: “Duele. Duele mucho. Pero podemos mantener la cabeza en alto. Hemos ido más allá de lo que mucha gente pensó que haríamos.”

“Obviamente, ha sido fantástico llegar hasta aquí y sabemos que hemos hecho que todo el mundo se sienta orgulloso, pero queríamos ganar. Queríamos más y estamos tristes por no haber podido dar a nuestros aficionados una final”. Gareth añadió: “Hemos recorrido un camino increíblemente largo en un corto espacio de tiempo. “Mientras reflexionamos, habrá aspectos positivos, pero esta noche es difícil. Estábamos tan cerca de lo que era inimaginable al principio”.

La opinión de los aficionados

Pete Wood, 27 años, de Manchester, dijo: “Nada como esto ha pasado en mi vida, así que a pesar de la decepción ha sido increíble. Nadie esperaba que llegáramos a semifinales. “Es un equipo joven y se ve bien para el futuro. Llegar tan lejos es un gran logro”. Los Tres Leones se adelantaron en Moscú, pero fueron empatados por Ivan Perisic antes de que el gol de Mario Mandzukic llevara a su rival a la final del domingo.

Los muchachos de Southgate cargaron con las expectativas y esperanzas de una nación sobre sus hombros cuando comenzó el partido. El primer gol de Kieran Tripper a los cinco minutos puso por delante al equipo de Gareth Southgate, pero el optimismo se desvaneció y los Tres Leones se quedaron sin ideas. Los aficionados de todo el país se volvieron locos en los primeros cinco minutos gracias al sensacional tiro libre de Trippier- Pero la ansiedad crecía y crecía, antes de que Croacia anotara el gol del empate mediante una volea de Ivan Perisic en la segunda parte.

A los hinchas de Inglaterra se les rompió el corazón y ahogaron sus penas anoche después de que los hombres de Harry Kane se estrellaran en el Mundial al perder por 2-1 contra Croacia en la prórroga.

Millones de seguidores en todo el país habían sido pegados a sus pantallas en sus casas, en pubs y parques con la esperanza de que Gareth Southgate ayudara a poner fin a décadas de dolor. A sólo 10 minutos de los penales, Croacia marcó lo que resultó ser el gol que haría caer a Inglaterra.

Don’t Look Back in Anger rugió desde las gradas después del pitido final mientras los ingleses y las inglesas mostraban su apoyo a los Leones sobre el terreno de juego. A pesar de la amarga decepción sentida desde la costa sur hasta la frontera con Escocia, Inglaterra se unió al equipo. Los aficionados se acercaron a Twitter para elogiar al joven equipo que le dio a la nación tanta esperanza en este torneo.