Sexo con aztecas: un deporte de riesgo

De acuerdo con quienes se dedican a estudiar los pueblos aztecas y en general los mesoamericanos, tiende a ser bastante complicado dar cuenta de lo que se dice, porque pese a existir muchas pruebas, las mismas se han desaparecido de forma voluntaria, ya que fueron consideradas como aberrantes por el integrismo cristiano.

En ese sentido, vale la pena resaltar que el pueblo azteca sí que vivió la sexualidad de modos diversos y que llaman bastante la atención en la actualidad, como se ve en videos de aztecaporno. A continuación se plantea una descripción rápida y general de los descubrimientos ubicados hasta la fecha.

La sexualidad de los aztecas

El pueblo azteca se organizaba en clanes, los cuales estaban bajo el dominio de un emperador muy poderoso y varios señores, fue de este modo que consiguieron un gran desarrollo. Si se sigue lo relatado por los cronistas de América, ellos justifican la colonización al decir que eran pueblos amorales y libidinosos, razón por la que deberían ser educados de nuevo en la palabra de Dios.

En otras palabras, a medida que se va conociendo la historia de los aztecas y de modo específico su sexualidad, en poco tiempo se va a descubrir que fue tal la diversidad de tribus y de prácticas, al igual que comportamientos sexuales, que para los colonizadores de la época estos pueblos vivían su sexualidad como un “deporte extremo”.

Al respecto, son numerosos los restos arqueológicos que permiten conocer un poco más sobre la sexualidad de los aztecas, sólo que fueron ocultados, en donde se pueden observar para los gigantes, imágenes sobre la homosexualidad, entre otras alusiones sexuales. Es decir, las prácticas sexuales de los pueblos indígenas fueron vistas como un horror para los conquistadores y provocan un ataque muy fuerte con su moral cristiana.

Para ver un ejemplo de lo anterior, son tres los grandes dioses aztecas relacionados con la sexualidad y el erotismo:

  • La diosa Tlazoltéotl quien representaba la fertilidad, fecundidad y el placer carnal. Su función era la de proteger las parturientes y todo lo relacionado con el sexo.

  • Xochipilli quien era el dios de las relaciones sexuales ilícitas, del amor, de las flores, prostitutas, belleza, juegos, maíz, danza y las canciones.

  • Xoxhiquétzal la esposa del anterior dios, quien era la protectora de la sexualidad, prostitución y quien fue muy venerada por las tejedoras.

En otras palabras, se encuentra entonces que la sexualidad dentro del mundo aztecas se vivía de una manera muy abierta e incluso se exploraban un sinfín de variantes en ella, pero con la llegada de los conquistadores y su moral cristiana, se atacaron este tipo de prácticas e incluso se las ha silenciado en la historia hasta la actualidad.